EL DESCENSO AL ASCENSO

Estoy sentada en el avión destino a Madrid. Mi cabeza está en los familiares y amigos de las víctimas de la tragedia de #GermanWings. Ahora mismo llevaré más o menos el mismo tiempo de vuelo que se calcula que llevaban ellos antes del trágico accidente.

Muchos sueños, proyectos, ilusiones perdidas en tan sólo unos minutos y 149 familias rotas que se despedían de sus seres queridos con un "hasta la vuelta", o "te veo en un rato" o "mándame un whats app cuando aterrices".

Es imposible ponerse en la piel de los centenares de personas que ahora mismo sólo el dolor, shock, incredulidad, y más dolor, corren por sus venas. Nada tiene consuelo, nada puede devolverle a sus seres queridos, ni siquiera el calor de todos los países unidos con ellos calman ese dolor ante la tragedia. Pero aún así, todos seguiremos apoyando y ayudando en la medida que esté en nuestra mano a todos y cada uno de ellos.

Cierro los ojos y veo a los 16 jóvenes que vinieron de intercambio a España nerviosos por contarles a sus familiares que bien que se lo han pasado. A la cantante alemana con su marido y su bebé... Se me parte el alma.

Miro a todos los lados del avión y me parece verles. No supe quienes eran pero podríamos ser nosotros. Miro al señor que tengo al lado y pienso "¿tendrá hijos?, ¿estará casado?, ¿sus padres vivirán?, ¿le queda algún sueño por cumplir?" Y se me pone el pelo de punta.  

Es inevitable que cuando sientes una turbulencia ahora se te encoja un poco el corazón por miedo. Pero los aviones siguen siendo el medio de transporte más seguro del mundo. Miro por la ventana y pienso "si ahora muero, ¡no le he dicho a mi familia que la quiero!, ni a mis amigos. No podré abrazar a mi pequeño pony ni a todas las personas que quiero y que me dan paz sólo con mirarlas. No me he casado, no he tenido hijos. ¡Yo quiero mi boda en la playa! Quiero ver el emporio KreisyTv y OKA Producciones y a todo el equipo orgulloso y, sobre todo, FELIZ". En definitiva, pequeños sueños y proyectos que nos hacen vivir más ilusionados cada día. Y, sobre todo, lo afortunada que soy de tener la familia que tengo, los amigos y compañeros de trabajo que son como mi otra familia, mi KreisyTeam.

Ahora, con "All about me " sonando en mi iPad, me planteo cuantas veces los miedos nos frenan a realizar nuestros sueños. A cuantas personas le damos alas para que decidan sobre nuestra vida. A cuanta gente quieres, ¿lo saben?. Si echas  de menos ¡dilo!. Sí quieres, ¡grítalo!. Nunca olvides que "la felicidad es más real cuando es compartida". No seamos egoístas y compartamos nuestra felicidad, y nuestro dolor. . Menos dinero y más sentimientos.

La vida es más bonita que como la pintan. La vida es más simple que como nos la montamos. La vida es como quieras vivirla, ¿quieres ser feliz? Es tu momento. Vive como sí fuera el último día, ama como sí fuera la última vez que amaras y sonríe siempre como cuando sonríes al ver a "esa persona". Lo demás, viene sólo.

Nuestro apoyo y más sincero pésame a todas las familias y amigos de parte de todo el equipo que formamos la familia de KreisyTV.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *